Pierre Casiraghi será el patrocinador de la 10º edición de Les Voiles de Saint Barth. Es el primer colaborador de la marca dedicado a la navegación.  

Desde la primera edición celebrada en 2010, la regata Les Voiles de Saint Barth ha contado con numerosos apoyos. Ken Read, Lionel Pèan, Jim Swartz, Jimmy Buffet o Alessandra Subiet han sido algunos de ellos. Esta décima edición tendrá como cabeza visible a un reconocido marinero, Pierre Casiraghi, miembro de la familia real monegasca.   

Un marinero audaz  

La próxima edición que se celebrará de Les Voiles de Saint Barth Richard Mille se celebrará del 14 al 20 de abril. Gracias al trabajo de François Tolède, Luc Upon y su equipo, este décimo aniversario será una ocasión especial. “Nos gustaría que todo fuera un éxito, a pesar de los efectos del huracán Irma, que arraso las Antillas en 2017. Esperamos alcanzar la crifra de 80 tripulaciones. Somos optimistas a este respecto, ya hay unas 50 inscipciones, algunas de barcos nuevos”.  

Pierre Casiraghi también confeso: “¿Cómo iba a renunciar al honor de navegar en Saint Barth? Además de patrocinar un acontecimiento tan importante como este. He oído hablar de la isla, la regata, pero no había podido asistir nunca y esta es una excelente ocasión. ¡No me la perdería por nada! Participare en las regatas toda la semana”.  

RM-Pierre-Casiraghi-01

Pasión por la tecnología vanguardista 

El curriculo de Pierre Casiraghi no es ninguna broma. Debuto como regatista en 2010 a bordo del velero insignia del Yacht Club de Mónaco. Fue adquiriendo experiencia con el italiano Giovanni Soldini. Ha competido en GC32, una clase muy técnica, y participará con Boris Herrmann en la Transat Jacques Vabre 

Pierre comparte con Richard Mille ese gusto por el riesgo, la exigencia y la superación personal. Lucira en Les Voiles de Saint Barth el RM 60-01 Regatta, un cronógrafo automático flyback para surcar los mares. “La tecnología abre constantemente nuevas perspectivas tecnológicas, permite batir récords y desarrolla la forma de navegar. Los barcos actuales no tienen nada que ver con los de hace 10 o 15 años. Todo contribuye a que practiquemos un deporte en constate evolución, y es genial”.  

RM-Pierre-Casiraghi-03