Con una caja finísima de tan sólo 7,2 mm, Chopard ha creado su primer calibre dotado de un tourbillon volante que, además, es automático. Una doble primicia para la manufactura suiza.

El nuevo modelo L.U.C Flying T Twin es el primer reloj de Chopard que incorpora un tourbillon volante automático totalmente concebido, fabricado y ensamblado en los talleres de la propia manufactura, con una caja finísima de 7,2 mm y sostenido únicamente por la parte inferior, lo que le confiere un singularísimo efecto de ligereza. Una gran ventana circular situada a las 6h posibilita apreciar esta maravilla a través del movimiento.

Abertura inmensa para este novedoso tourbillon volante en una esfera gris rutenio, en elegante contraste con los índices y las agujas de oro rosa, fabricada en oro macizo trabajado en guilloché a mano, con un motivo azulado que ocupa la vuelta de horas mientras que el medallón central presenta un motivo de alvéolos ya introducido en la edición L.U.C XPS 1860 Officer de hace dos años. Dicho diseño simboliza una colmena y hace referencia precisamente al primer logotipo utilizado por Louis-Ulysse Chopard.

Chopard L.U.C Flying T Twin, detalle esfera

Oro ético “Fairmined”

La caja de 40 mm de diámetro está elaborada en oro rosa ético de 18 quilates, siguiendo su pionera estrategia de utilizar oro ético certificado ‘Fairmined’ para sus grandes complicaciones y algunas de sus piezas de alta joyería. Esta etiqueta no sólo garantiza haber sido extraído de manera responsable en explotaciones artesanales, sino que los mineros y el medio ambiente reciben un trato correcto y que los compradores abonan un canon, además del precio fijado para el mineral, que es revertido en proyectos comunitarios.

Actualmente Chopard se ha convertido en el principal comprador mundial de oro ‘Fairmined’, y desde julio del año pasado, la casa que presiden Karl-Friedrich y Caroline Scheufele utiliza oro ético en la producción de todos sus relojes y joyas.

Edición limitada

Con una producción limitada a tan sólo 50 ejemplares, este elegante L.U.C Flying T Twin está equipado con el movimiento automático, calibre L.U.C 96.24-L, de un grosor de 3,30 mm, similar al del 96.01-L, el primer calibre de Chopard Manufacture del que es una evolución. Permite además una cómoda reserva de marcha de 65 horas –alimentada por dos barriletes superpuestos según la arquitectura Twin patentada por Chopard– con una frecuencia de 25.200 alternancias/hora. Dispone también de un micro-rotor de oro grabado de 22 quilates. Sin embargo, para mantener su ligereza y despejar el tourbillon, este reloj no lleva fecha.

Chopard L.U.C Flying T Twin, detalle tourbillon volante

Marcado con el Punzón de Ginebra, su precisión está garantizada por el Control Oficial Suizo de Cronometría (COSC), disponiendo además de un sistema de parada de segundero, algo muy poco habitual en un tourbillon, lo que le otorga una puesta en hora perfecta.

Se presenta con correa de piel de aligátor en color negro mate, teñida con pigmentos vegetales (certificado CITES), cosida a mano y forrada de aligátor de color coñac, con hebilla de oro rosa de 18 quilates.

Chopard L.U.C Flying T Twin, detalle grosor

FICHA TÉCNICA

Movimiento:

  • Automático, calibre L.U.C 96.24-L.
  • Frecuencia de 25.200 alternancias/hora y reserva de marcha de 65 horas.
  • Tourbillon volante que completa una rotación por minuto, con dos barriletes (tecnología Twin) y puentes decorados con Côtes de Genève.
  • Función parada de segundos.
  • Certificado de Cronometría (COSC) y Punzón de Ginebra.

Características:

  • Caja de 40 mm de diámetro, elaborada en oro rosa ético de 18 quilates certificado ‘Fairmined’.
  • Corona de oro rosa de 18 quilates con logo L.U.C. Carruras y entre asas con satinado vertical.
  • Bisel y fondo pulidos, con cristal de zafiro antirreflectante y fondo de zafiro transparente.
  • Esfera de oro macizo con superficie gris rutenio realizada mediante tratamiento galvánico.
  • Vuelta de horas azulada en círculos concéntricos.
  • Índice y aro del tourbillon en aplique y dorados en oro rosa de 18 quilates.
  • Medallón central con guilloché realizado a mano con un motivo de alveolo.
  • Agujas ‘dauphines fusées’ doradas para horas y minutos.
  • Aguja de triángulo blanca para el segundero pequeño, fijada sobre la jaula del tourbillon volante.
  • Hermético hasta 30 metros.
  • Edición limitada de 50 piezas.

Brazalete:

  • Correa de piel de aligátor en color negro mate, teñida con pigmentos vegetales (certificado CITES), cosida a mano, forrada de aligátor de color coñac, con hebilla de oro rosa de 18 quilates.