La nueva línea de joyería con diamantes Wempe Ashoka surge de la colaboración entre dos grandes amigas: Eve Goldberg –propietaria de la dinastía de diamantes William Goldberg– y  Eva Wempe –directora de la cuarta generación de la empresa familiar Wempe–.

La colección de joyas con diamantes Wempe Ashoka recuerda el extraordinario skyline de Nueva York. La talla de diamante Ashoka –patentada en 1999 por el famoso comerciante de diamantes neoyorkino William Goldberg– se combina con las luces y formas de la ciudad que la vio nacer para dar lugar a unas excepcionales creaciones. Están disponibles solo en Wempe.

Collar Wempe | Ashokar

Las piezas centrales de esta colección son dos collares inspirados en el paisaje urbano de Manhattan y sus fachadas relucientes. En oro blanco de 18k, uno de ellos luce 146 diamantes talla Ashoka y el segundo 58. El resto de piezas conforman dos líneas: Cube Wempe Ashoka y Art Déco Wempe Ashoka. Han sido diseñadas siguiendo las directrices de la directora creativa de Wempe Catherine Plouchard.

Cube Wempe | Ashoka

Las creaciones Cube Wempe Ashoka se inspiran en la geometría cubista de la silueta de Nueva York y sus luces. La combinación de oro blanco y diamantes no disminuye su apariencia urbana. El colgante y la sortija incluyen seis diamantes talla Ashoka, mientras que en los Boucles d’oreilles aparecen diez.

Wempe | Ashoka línea Cube

Art Déco Wempe | Ashoka

Por su parte, la línea Art Déco reúne el lenguaje de este estilo con la fría elegancia de los diamantes. Sus piezas en oro blanco de 18k presentan un diseño claro y abstracto a la vez que atemporal. En uno de los colgantes dos diamantes talla Ashoka combinan con uno de talla baguette. En otro colgante en cambio, son seis los diamantes de esta inusual talla que luce. La sortija exhibe tres de estos diamantes mientras que los pendientes muestran cuatro junto a dos de talla baguette.

Wempe | Ashoka línea Art Déco

La talla Ashoka es fundamentalmente una talla esmeralda y rectangular con esquinas redondeadas. Debido a sus 62 facetas –cinco facetas más que una talla brillante– parece un 20% más grande que un diamante de talla esmeralda del mismo tamaño de quilate. Menos del 1% de todos los diamantes en bruto en el mundo tienen el potencial de transformarse en una talla Ashoka.