Estos días la relojería está de fiesta, y el centro de la marcha es, una vez más Basilea. Es allí, en Baselworld donde se concentra estos días el mayor número de marcas internacionales de relojes, desde las más prestigiosas a las más populares; desde las que hacen bandera de la mecánica tradicional y artesanal a las que se apuntan a las nuevas tecnologías y los relojes “conectados”, como la segunda generación del TAG Heuer Connected que se lanza mientras escribimos estas líneas. Una avanzadilla de todo ello es lo que les proponemos en esta revista, a la espera de ofrecerles en la próxima edición toda la información con nuestro análisis sobre las novedades presentadas. Y como les prometimos el mes pasado, les contamos también lo más interesante que hemos visto en el SIHH de Ginebra, en el que la presencia de los independientes con su libertad creativa gana posiciones. Y esto incluye también a Richard Mille y Greubel Forsey.

Pero, ¿qué hay de nuevo en la relojería suiza en un momento de impasse en el que todo indica que la crisis ha tocado fondo y parece que se adivina la luz al final del túnel? Se avecina el momento de hacer balance y valorar los daños ocasionados en la travesía, pero, sobre todo, de reunir fuerzas y saberes para afrontar un futuro aún incierto. Aquí las posiciones son encontradas, están los que prefieren ser decididos y aprovechar con agilidad las nuevas oportunidades, pues han sabido conservar intacto su saber-hacer durante este periodo; y los que, asustados por los malos momentos, han ido perdiendo su esencia, claudicando ante los dictados de un mercado que no era el suyo y ahora optan por replegarse a sus cuarteles, no arriesgar y esperar a que pase definitivamente el temporal. El problema es que a estos últimos nadie les garantiza un lugar bajo el sol, ni siquiera el que tenían antes de que estallara la tormenta. “La clave está en el movimiento, que genera dinamismo”, asegura Jean-Claude Biver en esta misma revista. Y eso es precisamente lo que hacen algunas marcas inteligentes. Un buen ejemplo, es el elegante calendario perpetuo que Patek Philippe presenta en Basilea y que R&E les muestra en rigurosa primicia. A la vuelta de Baselworld les contaremos más cosas…