Swatch SISTEM51 se pasa al metal en el nuevo modelo Irony y presenta una sofisticada visión, a la vez que elegante, del diseño automático de la marca.

El nuevo modelo no se aparta de las raíces del diseño SISTEM51, evoluciona y emplea metales resistentes y de alto rendimiento en su mecanismo de tan solo 51 componentes, conservando el mismo único tornillo central, la reserva de marcha de 90 horas, las 17 patentes en trámites y los seis característicos puntos en la esfera.

Como no es un reloj de cuarzo, no necesita pila. La energía la proporciona la persona que lo lleva, cada movimiento de la muñeca hace moverse el rotor que le da así cuerda.

Diseño clásico y estilo contemporáneo se aúnan en este modelo de precisión y calidad 100% suiza que se distingue por su caja de acero inoxidable 316L y destaca por sus acabados. El fondo transparente permite que se observe el tornillo central, el disco automático, la rueda de equilibrio oscilante, así como el resto de componentes.

Gracias al diseño creativo de Swatch se presenta en siete versiones distintas que cambian las correas de silicona por correas de caucho, las de cuero por las de acero, los índices impresos por índices superluminova y los colores negros, marrones, azules o grises.

PVP recomendado: 175 – 210 €