Entre los días 5 y 7 de julio tiene lugar la célebre carrera de automóviles clásicos Le Mans Classic. Richard Mille, gran amante del mundo del motor y del automovilismo, es socio principal y cronometrador oficial. Y para la ocasión ha creado un reloj excepcional en serie limitada a 100 unidades. Es el RM 030 Le Mans Classic.

La versión clásica de las 24 horas de Le Mans rememora más de 80 años de historia de un deporte que apasiona con las grandes leyendas que han vivido tal acontecimiento, automóviles y pilotos.

En estos días ha tenido lugar la séptima edición de tan prestigiosa carrera, para la que Richard Mille ha creado una pieza en serie limitada a 100 ejemplares, el RM 030 Le Mans Classic.

RM 030 Le Mans Classic

Con movimiento automático y calibre RM030, dispositivo amortiguador y una frecuencia de 28880 alternancias por hora, comprende funciones de horas, minutos y segundero central, fecha, indicador de reserva de marcha a las 9 horas, y de 24 horas a las 2, con el número 16 –la hora a la que comienza la carrera– resaltado. Su caja de cerámica blanca ATZ con cristal de zafiro y corona de carbono NTPT® con junta exterior de Alcryn, destaca por los realces de aluminio anodizado verde y titanio barnizado de amarillo. Hermético hasta 50 metros se presenta con correa de caucho.

Recurriendo a la cerámica blanca ATZ para fabricar la caja, el color verde característico de la prueba se implementa en el realce interno y en la corona de caucho. Además del logo de la carrera ubicado a las 4 y la ventana de fecha a las 7 horas, la subesfera de 24 horas situado a las 2 nos recalca las 16 horas en referencia a la hora de inicio de la carrera de resistencia. A las 9 horas encontramos el indicador de reserva de marcha, con un valor máximo de 55 horas. Para este calibre de cuerda automática, Richard Mille ha desarrollado un rotor que evita la sobretensión del muelle del barrilete gracias a su capacidad para desengancharse automáticamente.

Esta edición especial se limitará a una producción de sólo 100 piezas.