Richard Mille ha creado para el tenista Rafael Nadal, embajador de la marca desde 2010, un Tourbillon en edición limitada a 50 piezas con características únicas: innovadores materiales, máxima resistencia y aguante a las altas temperaturas, y transparencia a las ondas electromagnéticas.

Se ha podido ver en su muñeca en el último Roland Garros que ha disputado hace unos días. Su llamativa correa naranja a juego con la mítica pista combinaba a la perfección con el tono blanco-grisáceo del bisel.

RM Rafael Nadal

De todos es sabido que Richard Mille es un apasionado de los materiales. Su continuo reto por diseñar relojes que permanezcan inalterables ante el paso del tiempo y las más diversas situaciones, es su eterna motivación. En esta ocasión, qué mejor que diseñar una pieza que permanezca intacta a la aceleración del revés o el drive de Nadal.

Por ello, el RM 27-02 ha sido realizado con los mismos materiales con los que se fabrican los automóviles de carreras, helicópteros o yates: El carbono NTPT® –North  Thin Ply Technology– en la platina esqueletada y el cuarzo TPT® –seiscientos filamentos ensamblados de manera única en una superficie granallada y satinada a mano–.

El calibre RM 27-02 integra un mecanismo de tourbillon con funciones de horas y minutos y una reserva de marcha de 70 horas. Destaca la forma en la que el bisel y la tapa trasera son ensamblados a la placa base, lo que provoca la sensación óptica de visionar un solo cuerpo unido a su vistoso brazalete.