Con sus 4,30 mm de grosor, el Altiplano Ultimate Automatic se ha convertido en el reloj automático más delgado del mundo y representa el culmen de 60 años de maestría de Piaget dentro del universo de la alta relojería ultraplana.

Tres años después del lanzamiento del revolucionario reloj manual más plano a nivel mundial, y como broche de oro de las celebraciones que han marcado el 60º aniversario de su línea Altiplano y del movimiento ultraplano 9P, Piaget culmina un nuevo reto técnico en su incesante búsqueda de la delgadez infinita con este Piaget Altiplano Ultimate Automatic. Una obra maestra con tan sólo 4,30 mm de grosor, que mantiene plena fidelidad a la elegancia y refinamiento propios de las dos manufacturas de la maison (en La Côte-aux-Fées, donde siempre se desarrollan los movimientos; y en Plan-les-Ouates, en la que se conforma el diseño exterior de los relojes).

Piaget Altiplano Ultimate Automatic, detalles

 

Creado como un todo inseparable para asentar un nuevo récord de delgadez, su movimiento automático, calibre 910P, y la caja de 41 mm de diámetro forman un único ente, donde esta última sirve de platina principal en la que se han fijado los 219 componentes ultraplanos. Algunas de estas piezas, reducidas al extremo, son apenas más grandes que un cabello, incluidas algunas ruedas que miden únicamente 0,12 mm de grosor (frente a los 0,20 mm de un movimiento convencional). Dicha arquitectura de gran complejidad ha supuesto la construcción inversa del movimiento, montando los puentes en el lado de la esfera, por lo que se hacen visibles a través del frontal del reloj, al igual que el tren de ruedas, decisión que subraya aún más su estética inconfundible.

Piaget Altiplano Ultimate Automatic, detalle esfera

Con una espléndida reserva de marcha de 50 horas, tanto su mecanismo como el sistema de ajuste se encuentran dentro del espesor del volante, lo que conlleva un display descentrado de las horas y minutos en perfecta armonía con los códigos de diseño de la colección. En su afán por optimizar el uso del espacio disponible, Piaget ha adoptado un barrilete suspendido que cuelga de un único puente en el lado de la esfera (contrariamente a los barriletes clásicos que se fijan también al lado de la platina), y la masa oscilante elaborada en oro de 22 quilates con recubrimiento de PVD negro se ha colocado en la periferia del movimiento a fin de incorporarse a su grosor y contribuir de esta forma a la delgadez global de la pieza. Asimismo las horas y minutos también se encuentran integradas dentro del mismo grosor del calibre y se han ubicado las manecillas por debajo de los puentes para liberar el espacio entre el engranaje del cañón y el cristal.

En cuanto a su acabado, la platina, mecanizada en la misma caja del reloj, aparece satinada y esmerilada, mientras que las ruedas mantienen un acabado perlado o satinado con motivo sol. Los puentes biselados, que se han vaciado para posibilitar la mejor visión de sus delicados mecanismos presentan un satinado motivo sol. La emblemática inscripción “Piaget Automatic”, que apareció en el primer reloj ultraplano de la casa, así como la raquetería firmada con la “P” de Piaget marcan su impronta en la fructífera historia de esta colección.

 

FICHA TÉCNICA

MOVIMIENTO:

  • Automático, calibre 910P, con masa oscilante perimetral en oro de 22 quilates y recubrimiento de PVD negro.
  • Frecuencia de 21.600 alternancias/hora.
  • Reserva de marcha de 50 horas.

CARACTERÍSTICAS:

  • Caja de 41 mm de diámetro, elaborada en oro rosa o blanco de 18 quilates.
  • Fondo de caja satinado circular, puentes satinados motivo sol y biselados, ruedas satinadas motivo sol o perladas, tornillos con recubrimiento negro y raquetería firmada con la “P” de Piaget.
  • Funciones de horas y minutos descentrados a las 10h.

BRAZALETE:

  • Pulsera de piel de aligátor negra con hebilla tipo pin en oro rosa o blanco de 18 quilates.

PRECIO: 29.600 €