Archiconocida en el mundo de la moda, la casa Gucci está también presente en la relojería. Y su presencia no es precisamente anodina. El presidente de Gucci Timepieces, Stéphane Linder, quiere que la marca desempeñe un papel activo en el segmento de gama media y que sus relojes expresen el espíritu de sus creaciones de moda.

Una mirada aguda a las colecciones de relojes que llevan la etiqueta Gucci es suficiente para comprender que la marca quiere desempeñar un rol de primer nivel. Y no porque quiera unirse al segmento de las grandes manufacturas, sino porque quiere ofrecer multitud de posibilidades para adquirir relojes de gama media, accesorios utiles y perfectos, como nos cuenta Stéphane Linder.

Pero antes de entrar en detalle, conviene detenerse un poco en la carrera de este responsable de la división de relojería y joyería de Gucci para comprender su estrategia para posicionar la marca en el contexto de la relojería y de la moda.

Gucci Timepieces Le Marché des Merveilles

Casado y con cuatro hijos, Stéphane Linder es un suizo de Neuchâtel. En 1991 obtuvo su diploma de ingeniero por la Escuela Politécnica Federal de Lausanne. Se unió a TAG Heuer en noviembre de 1993 e inmediatamente desempeñó un papel clave en la ingeniería y la profesionalización del departamento de I+D y en el desarrollo de productos. En 1997 es nombrado responsable de Trade Marketing y Producto. Ya como responsable de la estrategia global de relojería, su espíritu emprendedor le lleva a una diversificación hacia las gafas. Esta es la primera tentativa exitosa de posicionar un producto que lleva el mismo nombre que los relojes.

En 2003, Linder se une al comité ejecutivo y ocupa el puesto de Director de I+D y Producto. El está en el origen tanto de los grandes éxitos comerciales como de la creación de la división de alta relojería, haciendo de TAG Heuer una de las marcas más innovadoras y de mayor reconocimiento en la industria relojera.

Cinco años después, en 2007, se convierte en vice-presidente de Marketing y Diseño de Producto. Desde este puesto desempeña un papel fundamental en el reposicionamiento y la subida de gama de marca a través del lanzamiento de nuevas campañas de publicidad, la redefinición de la estrategia de Internet y el fortalecimiento de la parte de retail, que sigue creciendo, en la compañía.

En 2010, Stéphane Linder es nombrado vice-presidente de ventas para América del Norte y contribuye activamente a la reestructuración de la red de distribución de los Estados Unidos y Canadá, aumentando significativamente la presencia de TAG Heuer en los establecimientos multimarca, y la rentabilidad por punto de venta. Finalmente es nombrado presidente de la marca el 1 de junio de 2013. Todo esto para decir que está perfectamente preparado y “formado” para asumir el desarrollo de la parte de relojería de Gucci.

Gucci Timepieces GG2570

Y precisamente sobre los futuros proyectos relojeros de la casa Gucci, Stéphane Linder nos explica que «hasta hoy, hay que reconocer que no hemos tenido mucho éxito en la relojería de moda. Nos hemos enfrentado a marcas muy establecidas en ese terreno. Pero eso está cambiando, pues tenemos un camino propio dentro del mundo de la moda. Además, y esto es extremadamente importante para nosotros, el posicionamiento deliberado de situarnos en un rango de precio de entre 500 y 1.200 euros nos ha permitido y nos permite ser fuertes en nuestras boutiques y en los demás establecimientos al por menor. Esto es decisivo, pues hay que saber que somos la marca más grande de venta al por menor. Otro elemento que nos hace sentirnos bien en esta estrategia es que seguimos la política marcada por Alessandro Michele, actual creador de la moda Gucci, que ha renovado completamente la marca».

«Creamos relojes específicos que son consistentes», continúa Linder. Hemos comprobado que ésto interesa mucho a nuestros clientes y todo el mundo habla de ello. Nuestro objetivo es, por supuesto, crear relojes perfectamente compatibles con la moda. Los relojes Gucci representan el diseño italiano, que es muy importante en la moda en general. Debemos ser justos y proponer relojes de precio accesible, pero que mantengan un vínculo real con la marca y su espíritu».

Y de la palabra a los hechos. Han sido suficientes unos pocos meses para crear una colección que aúna perfectamente el genio creador de Alessandro Michele con el espíritu de marketing y comercial de Stéphane Linder. ¡Juzgen ustedes mismos!

Gucci Timepieces