Twenty-4 Automatic, la nueva colección de relojes femeninos de Patek Philippe, consta de cinco modelos en oro rosa y acero, siempre con diamantes y distintas esferas.

Patek_Twenty-4_esfera

Milán ha sido la ciudad elegida por Patek Philippe para presentar una nueva colección de relojes femeninos. Son relojes automáticos, redondos y muy elegantes. En acero y en oro rosa, con diamantes y sugerentes colores de esferas, Twenty-4 Automatic está pensada para las mujeres que quieren escribir su propia historia.

Patek-Twenty-4_Lifestyle

A pesar de su más que interesante trayectoria en lo que a relojes femeninos se refiere, Patek Philippe estaba necesitando una nueva colección de relojes enteramente femeninos. Relojes contemporáneos y mecánicos, como mandan los tiempos. Es decir, relojes diseñados y creados específicamente para las mujeres y no sólo versiones con diamantes y menor tamaño de los modelos masculinos. Y esto es justo lo que ha hecho. Con orgullo, Thierry Stern acaba de presentar por todo lo alto y a nivel internacional en Milán, la capital de la moda, una nueva colección femenina y con movimiento automático. Su nombre, Twenty-4 Automatic. Una nueva línea inspirada, en parte, en los códigos estéticos de aquella célebre Twenty-4, lanzada en 1999, que inició la era de los relojes contemporáneos femeninos de Patek y que supuso el primer reloj de acero con diamantes de la manufactura ginebrina.

Patek-Philippe_Twenty-4_presentacion-Milan

Elegante complicidad

Pero mientras aquella colección de finales del siglo XX optaba por un movimiento de cuarzo y forma “manchette”, la nueva gama, hija de su tiempo, se dota con un movimiento automático (calibre 324 SC) y una moderna caja perfectamente redonda de 36 mm de diámetro. No cabe duda de que estos nuevos relojes nacen con vocación de acompañar a las mujeres del siglo XXI, independientes, activas y conscientes de sus éxitos tanto como del camino que aún queda por recorrer, mujeres que quieren escribir su propia historia. No es de extrañar pues que elegancia, belleza, armonía, estilo, complicidad o modernidad sean palabras que se conjugan perfectamente al referirse a esta nueva colección.

 

Patek-Twenty-4_Acero-esfera-azul

Siguiendo el consejo de Marilyn Monroe, para quien los diamantes eran el mejor amigo de una mujer, Twenty-4 Automatic no escatima en esta piedra preciosa. Con la máxima calidad –Top Wesselton Pur, según manda el Sello Patek Philippe– engalana todas las versiones, ya sean de acero o de oro rosa. Por el momento, la colección se compone de 5 modelos: dos de ellos en acero con esfera azul o gris tipo “soleil” con degradado y 160 brillantes dispuestos en dos filas en el bisel; otros dos en oro rosa con atractivas esferas en marrón chocolate “soleil” degradado o plateada con doble satinado, vertical y horizontal, que evoca la magnífica textura del “shantung” y también 160 brillantes colocados en dos filas rodeando el bisel.

Patek-Philippe-Twenty-4_Lifestyle2

 

Y, finalmente una versión más sofisticada en oro rosa, también con esfera plateada con doble satinado como si de la seda “shantung” se tratara, y un engaste de 469 diamantes de un total de 1,88 quilates: 208 en el bisel y las asas, 13 en la corona y 248 en los eslabones externos del brazalete. El engaste de todos estos relojes es de estilo “Dentelle”, y se caracteriza por la mencionada doble fila de diamantes colocadas a tresbolillo, a modo de encaje, lo que garantiza un brillo y unos destellos únicos.

Patek-Twenty-4_detalle

 

Brazalete patentado

Es en el brazalete, con sus anchos eslabones centrales ligeramente curvados y enmarcados por finos eslabones con doble moldura de gallones con pulido espejo, donde se reconocen los códigos estéticos de la primera colección Twenty-4, lanzada hace 20 años. Sin embargo, la forma de la caja de los nuevos relojes es radicalmente distinta. Si en los primeros era rectangular, en los nuevos modelos la caja es redonda de 36 mm de diámetro y líneas contundentes y sutiles a la vez. Una sobriedad propia de los relojes Patek Philippe que se combina, como es habitual en la marca, con detalles y acabados de gran refinamiento y elegante arquitectura. Un buen ejemplo es el bisel engastado, que reproduce a las 12h y a las 6h la silueta del eslabón central del brazalete, reforzando así la armonía del diseño.

Patek-Twenty-4_detalle-brazalete

Un detalle interesante es el nuevo cierre desplegable y patentado con el que van dotados todos los modelos, y que, gracias a un sistema con cuatro puntos de fijación independientes, garantiza una perfecta seguridad durante la apertura y el cierre, lo que evita que el brazalete se abra de manera accidental.

Un calibre fiable y preciso

A diferencia también de aquella primera colección de 1999 y teniendo en consideración los gustos de las mujeres actuales, que se inclinan cada vez más por los automáticos, los relojes de la nueva colección laten al ritmo de un calibre mecánico de cuerda automática, el 324 SC, con segundero central y fecha de ventanilla a las 6h. Un preciso y fiable mecanismo dotado con espiral Spiromax en Silinvar y fabricado con los estándares de calidad que el exigente Sello Patek Philippe requiere y que permite entre 35 y 45 horas de reserva de marcha. Su impecable acabado, con Côtes de Genève y las aristas limadas y pulidas, se hace visible desde el fondo del reloj gracias a un cristal de zafiro.

Patek-Twenty-4_Movimiento

 

Ficha técnica

Movimiento: 

Automático, calibre 324 S C, con 217 componentes. Indicación de horas, minutos, segundero central y fecha por ventanilla a las 6h. Reserva de marcha de entre 35 y 45 horas. Rotor central de oro de 21 quilates, de carga unidireccional con la cruz de Calatrava grabada. 28.800 alternancias/hora. Volante Gyromax y espiral Spiromax en Silinvar. Sello Patek Philippe.

Características:

Caja redonda de oro rosa o acero con un diámetro de 36 mm y una altura de 10,05 mm. Bisel engastado con 160 diamantes Top Wesselton Pur talla brillante en dos hileras. Esfera azul o gris tipo “Soleil” con degradado para la versión en acero y marrón chocolate “Soleil” con degradado desde el borde o plateada con satinado vertical y horizontal (acabado seda “shantung”) para la versión en oro rosa. Cifras árabes e índices aplicados de oro blanco para la caja en acero y oro rosa para la caja de este material, con revestimiento luminiscente Superluminova. Agujas de horas y minutos tipo “bastón” de oro blanco o rosa, según versión, con revestimiento en Superluminova; aguja de segundos en Pfinodal rodiado o dorado al oro rosa y pulido. Corona estanca. Fondo de cristal zafiro para apreciar el movimiento. Estanco hasta 30 m.

Existe otra versión con caja de oro rosa con 208 diamantes Top Wesselton Pur engastados en el bisel y las asas, 13 diamantes en la corona y 248 en los eslabones exteriores del brazalete, con esfera plateada y acabado seda “shantung” (ref. 7300/1201R-001).

Brazalete:

Oro rosa de 18 quilates sin diamantes o con engaste de 248 diamantes Top Wesselton Pur en los eslabones exteriores para una de las versiones de oro rosa (ref. 7300/1201R-001). En ambos casos con cierre desplegable patentado. Es un sistema con cuatro puntos de fijación independientes que garantizan una seguridad óptima durante la apertura y el cierre, lo que evita la apertura accidental de uno de los dos lados del brazalete.

Precio recomendado:

23.860 € para los modelos en acero con diamantes en el bisel; 41.500 € para los modelos en oro rosa con diamantes en el bisel (esfera marrón chocolate y plateada); y 51.870 € para el modelo de oro rosa con diamantes en el bisel, las asas, la corona y los eslabones externos del brazalete.