Como acaba de demostrar con el lanzamiento de una nueva colección destinada a las mujeres, Twenty-4 Automatic, Patek Philippe presta cada vez más atención a los relojes femeninos. Un buen ejemplo es el Calatrava 7200R, quintaesencia de elegancia y sobriedad con su caja extraplana de oro rosa, perfectamente redonda.

No cabe duda de que las mujeres son cada vez más exigentes a la hora de elegir su reloj. No es de extrañar, por tanto, que en el sofisticado mundo de la alta relojería de Patek Philippe, las colecciones de relojes femeninos cobren cada vez más importancia. “Las mujeres se han convertido en un público interesado y receptivo, que busca piezas elegantes para poder vestir y lucir en su día a día más cotidiano”, aseguran en la manufactura ginebrina de Patek Philippe.

Y, sin duda, uno de los relojes más apreciados por las mujeres por su elegancia atemporal y su gran sobriedad es el Calatrava 7200R. Un reloj de la colección permanente de Patek Philippe que hace resaltar, con toda sencillez, las horas y los minutos. Y es que esas son las únicas indicaciones que ofrece. Ni segundos, ni fecha, ni otras indicaciones adicionales, “solamente el tiempo que transcurre en su forma más pura”, explican en la marca de Ginebra.

Patek-Philippe_Calatrava_7200R

El Calatrava 7200R opta por una caja extraplana de oro rosa que alberga un mecanismo de cuerda automática, calibre 240. Sobre su esfera de color crema graneada, destacan las cifras árabes aplicadas en oro y las agujas también en oro. La caja, perfectamente redonda, hace gala de unos lados suavemente redondeados, con las asas rectas, características del estilo “Officier” al que pertenece este reloj. La pulsera es de piel de aligator con escamas cuadradas.

En definitiva, el reloj Calatrava 7200R representa la quintaesencia del reloj de pulsera redondo y es uno de los más hermosos símbolos del estilo Patek Philippe destinado a las mujeres.

Patek-Philippe_Calatrava_7200R