En 1961 Max Bill diseñó para Junghans una serie de relojes de pulsera mecánicos que se siguen fabricando en la actualidad porque el tiempo pasa pero los buenos diseños permanecen. El nuevo Junghans Max Bill Edition 2018 refleja la claridad constructiva y la búsqueda de la perfección estética tan característica del artista discípulo de la Bauhaus.

La Uhrenfabrik Junghans se fundó en 1861 en la ciudad alemana de Schramberg. Durante más de 150 años su saber-hacer relojero ha dejado constancia en diversos hitos y acontecimientos. En 1903, con más de 3.000 trabajadores, era el mayor fabricante de relojes del mundo. En los años 30 fueron presentados sus carismáticos Meister que aún hoy se siguen fabricando. Ya en 1972 se convirtió en el cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Múnich. En 1990, con la invención del primer reloj de pulsera radio-controlado, estableció una tecnología que, a día de hoy, se sigue utilizando con la energía solar, respetuosa con el medio ambiente. En 2009 cambió de propietarios, pasando a estar dirigida por los empresarios Dr. Hans-Jochem y Hannes Steim de Schramberg. Este hecho no ha cambiado la filosofía de la marca en cuanto al desarrollo de sus relojes; cada pieza se continúa fabricando con una gran exigencia de precisión, calidad y diseño, con una tecnología vanguardista y unos elegantes y refinados acabados.

La edición anual Max Bill 2018 de Junghans sigue la estela de la versión de 2017 tan aclamada por los coleccionistas. Con el característico diseño histórico desde su discreta caja de líneas sencillas y su esfera purista con finas manecillas y números redondeados especialmente diseñados, hasta el cristal convexo; los ínfimos cambios solo se reflejan en el color verde de la fecha, la cara interior de la correa y el pespunteado de esta. El motivo “sicherheit” –seguridad– visible a través de su fondo forma parte de las célebres “grafischen reihen” –series gráficas–, concretamente de la 5ª serie, creadas en 1972 por Max Bill para una compañía de seguros suiza.

Max Bill, en su empeño por tratar de acercar a los apasionados por el arte la creación de las obras de arte y su estructura interna y externa, consideraba que se podía amar una obra de arte sin comprenderla, pero, para disfrutarla plenamente, se debían entender los métodos que habían conducido a su creación. Por ello, argumentó las “sicherheit” en el método de la transformación de una idea básica: A partir de cuatro triángulos –amarillo, rojo, azul y verde– ordenados en un cuadrado, surge mediante la rotación y el desplazamiento, la compleja obra de arte que decora el fondo de la caja del Max Bill Edición 2018.

Junghans Max Bill Edition 2018, detalles

FICHA TÉCNICA

Movimiento:

  • De cuarzo J645.33

Características:

  • Caja en acero inoxidable de 38 mm de diámetro.
  • Cristal de plexiglás duro abovedado con revestimiento para una mayor resistencia al rayado.
  • Fondo transparente de cristal mineral atornillado con impresión del gráfico “sicherheit” (seguridad) de “graphische reihen” de Max Bill, en su interior.
  • Esfera plateada mate.
  • Agujas de horas y minutos plateadas con capa luminiscente SuperLuminova ecológica.
  • Funciones de horas, minutos y segundos.
  • Fecha impresa en verde en pequeña ventana a las 3 horas.
  • Protección antisalpicaduras.

Brazalete:

  • Correa de piel de ternera con costura verde, armonizada con el gráfico de la edición en su parte interior.
  • Hebilla de acero inoxidable.

Precio: 495€