Chopard presenta tres ediciones especiales de su célebre brazalete Happy Hearts. Los beneficios en parte, irán destinados a tres organizaciones benéficas, a las que apoya “la Casa del Gran Corazón”.

Chopard, como empresa familiar, siempre ha colocado la ética en el centro de sus valores. Generación tras generación ha transmitido la filosofía de ir más allá de la venta de magníficas joyas y relojes. Hace unos meses anunciaba su compromiso con el “oro ético”. Ahora, demuestra una vez más que su éxito y su prestigio tratan de estar al servicio de iniciativas filantrópicas. Y es que, como manifiesta Caroline Scheufele, copresidenta de Chopard: “Cuando se tiene la suerte de tener una vida en la que todo te sonríe, lo justo es ayudar a aquellos cuya vida es una prueba”.

Happy Hearts y All Hands and Hearts – Smart Response

El primero de los brazaletes está fabricado en oro rosa de 18k. Luce un corazón rojo y otro equipado con un diamante móvil. Está dedicado a la fundación All Hands and Hearts – Smart Response dirigida por Petra Nemcová. La modelo checa fundó después del devastador tsunami que asoló el este de Asia en 2004, y en el que ella resultó gravemente herida, la organización Happy Hearts Fund. Más tarde, en el otoño de 2017, se asoció con All Hands Volunteers conformando All Hands and Hearts – Smart Response. La fundación ayuda a los niños de las zonas afectadas por catástrofes naturales reconstruyendo escuelas. Hasta hoy ha reconstruido 206 escuelas, ayudando a más de 105.000 niños en 11 países distintos.

Chopard Happy Hearts y Petra Nemcova

Happy Hearts y Naked Heart

El segundo brazalete Happy Hearts solidario está diseñado en oro rosa y blanco de 18k. Sus corazones de nácar rosa apoyan a la fundación creada por la modelo Natalia Vodianova, Naked Heart, cuyo propósito es proteger a los niños con necesidades especiales. La top model rusa fundó Naked Heart en 2004. Desde entonces, su empeño está dirigido a construir una sociedad universal abierta a las personas discapacitadas y con necesidades especiales. Un fin a través del fomento del juego y la creación de servicios de ayuda gratuitos para familias desfavorecidas.

Happy Hearts y Education Above All

Por último, el tercer brazalete Happy Hearts está fabricado en oro rosa y oro blanco de 18k. En uno de sus extremos, un corazón provisto de un diamante móvil. En el otro, un círculo con un “Educate a Child” móvil. Está dedicado a la Fundación Education Above All y su programa “Educate a Child” creados por su Alteza la Sheikha Moza bint Nasser. Desde 2004, contribuye a una mejora sostenible de las condiciones humanas, sociales y económicas a través de la educación. El programa “Educate a Child” busca conseguir la escolarización de los niños en las zonas geográficas en las que están más amenazados por la pobreza, el medio ambiente, las barreras culturales o los conflictos. Este programa se centra en la importancia que tiene el cuidado de los niños para el progreso y la prosperidad.