El pasado mes de enero, en el SIHH, Baume & Mercier presento el nuevo Clifton Baumatic. 

Bajo el mensaje de “El rendimiento es algo que se lleva dentro´´ presento su primer movimiento mecánico de cuerda automática. Este nuevo calibre es la mejor respuesta a los problemas de los relojes automáticos. Aporta soluciones muy capaces en 4 ámbitos distintos: 

  • La autonomía
  • La precisión cronométrica
  • La sensibilidad a los campos magnéticos
  • La durabilidad

La reserva de marcha de un reloj estándar varia en 40 y 70 horas con carga completa. Todos los relojes Baume & Mercier están equipados con el movimiento Baumatic. Por lo tanto poseen una reserva de marcha de 120 horas, casi 5 días. 

Clifton Baumatic 04

 

Todos los relojes de Baume & Mercier equipados con el movimiento Baumatic alcanzan una precisión de -4 / +6 segundos al día. Esto también les permite dar un nivel de precisión constante durante toda su reserva de marcha. Con un reloj estándar, la hora se debe ajustar regularmente ya que se puede adelantar o atrasar entre 20 y 30 segundos al día. 

Los campos magnéticos causan muchos efectos en los relojes. La parada del movimiento o la perdida de precisión son algunos de ellos. El Clifton Baumatic es resistente a 1500 Gauss, 25 veces superior a la norma ISO actual. 

Clifton Baumatic 03

Por último, la calidad de los diferentes lubricantes en el Baumatic prolonga los intervalos de mantenimiento. La recomendación habitual es de 5 años pero este reloj puede prolongar ampliamente este periodo. Normalmente su constante interacción produce fricción y desgaste. 

Autonomía: Clifton BaumaticTM

Precisión Cronométrica: Clifton BaumaticTM

Campos Magnéticos: Clifton BaumaticTM

Durabilidad: Clifton BaumaticTM