El nuevo Khaki Navy Frogman encarna una etapa completa de la historia de Hamilton así como los comienzos de los relojes de buceo profesionales. Desarrollado por los hombres-rana de la marina americana, esta pieza fue descubierta al público en 1951, en la película The Frogmen.

Nadie pensó que aquella aparición del Hamilton Khaki en “The Frogmen” iba a marcar el comienzo de una increíble colaboración entre la marca y Hollywood. Pero lo cierto es que esa asociación perdura hasta nuestros días. El nuevo modelo con movimiento mecánico de cuerda automática, calibre H-10 y reserva de marcha de 80 horas, funciones de horas, minutos, segundos y fecha, responde a la evolución tanto técnica como estética de las exigencias del buceo actual: protege-corona atornillada, bisel giratorio unidireccional, índices sobredimensionados recubiertos de SuperLumiNova, válvula de helio para equilibrar la presión interna y caja hermética hasta 1.000 metros.

Sobre la caja de 46 mm de diámetro, el bisel giratorio rojo contrasta con la esfera negra y las agujas e índices blancas en aplique revestidos de SuperlumiNova. La correa de caucho incluye una sorprendente sección central tono sobre tono y bordes nervados, creando un agradable contraste de texturas y color. La hebilla es del tipo ardillón en titanio.

El nuevo Khaki Navy Frogman también estará disponible en una versión con hermeticidad hasta 300 metros, con caja en acero inoxidable de 42 mm, esfera negra o azul con bisel a juego, y brazalete en acero o caucho negro o azul con cierre desplegable.